embarazo

Todas las entradas etiquetadas como embarazo

No más ayuda obligatoria, por favor.

Publicado 14 de junio de 2013 por mamirockera

Adoro ayudar y asesorar a otra mamás sobre el embarazo, parto, lactancia, crianza, alimentación… Me alegra muchísimo cuando veo que les sale todo bien; que el apoyo q les dí les ha servido para “salvar” la lactancia o el parto… Pero ahora veo claro que esas mamás tienen que escucharme por voluntad propia. Ya estoy harta de que me recomienden “a empujones” por que yo me preocupo POR TODAS! y cuando las lamo 5, 6 7 veces y no quieren quedar, o no muestran interés… Y después mis conocidos me cuentan cosas como:

“Huy! Fulanita ya ha tenido el bebé. Lo llevaba en el carrito y estaba llorando el pobre! Le dije que le cogiera y me dijo que ‘Es que hace aire’!!”

o

“Fulanita me ha dicho que su bebé tiene cólicos, se ha comprado nosequemierda en la farmacia para enchufarsela al bebé (de apenas días), dice que tiene ganas de que haga los tres meses para que se le pasen…”

EL DOLOR EN EL PARTO

Publicado 3 de junio de 2012 por mamirockera


El Parto y Nacimiento es la experiencia más profunda, vital, intensa y emotiva en la vida de la mujer.

No hay otra experiencia tan fuerte, emocionante y de unidad con alguien, como la relación entre madre e hijo.

Estamos anclados a nuestro Parto y Nacimiento, lo que determina, “programa” gran parte de lo que somos.

Sin embargo, muchas veces esta experiencia es dañada por el miedo, la ansiedad y la tremenda presión de los que rodean a la mujer durante el Parto y Nacimiento.

 

'The Birth Project'- Amanda Greavette

‘The Birth Project’- Amanda Greavette

EL DOLOR ES PARTE DE LA FISIOLOGÍA DEL PARTO Y EL NACIMIENTO

Tiene una función y un sentido que beneficia a la madre y al hijo.

El dolor más intenso se produce durante las contracciones, las que son provocadas por una hormona llamada oxitocina.

La oxitocina tiene también otros efectos, y es conocida como la hormona del amor, porque actúa sobre el cerebro ayudando a sentirse en unión con otros, y ayuda a liberar otras hormonas que hacen sentirse bien y disminuyen el dolor (produciéndose “analgesia” en forma natural), como las endorfinas.

Madre e hijo viven juntos las contracciones y sus molestias, y en respuesta buscan las mejores posiciones y movimientos, y liberan varias sustancias y hormonas (adrenalina, prostaglandinas, endorfinas, oxitocina, etc.). Estas sustancias apuran, demoran o intensifican las contracciones, de manera que madre e hijo participan en el mecanismo del dolor, y en el avance del trabajo de parto, de acuerdo con lo que están sintiendo.

El dolor físico de las contracciones se asocia con el dolor emocional de la separación que ocurrirá con el hijo al nacer.

Sentirlo, asumirlo, darle un sentido y acogerlo, ayuda a culminar esta separación y aceptar plenamente el momento después, disminuyendo las depresiones post parto, aumentando la fuerza personal, y dándose una oportunidad única de curar traumas anteriores.

El dolor del trabajo de parto estimula también la energía sexual, y bien conducido puede ayudar a alcanzar una sexualidad más madura.

El proceso es trascendental para la mujer, las alteraciones llevan a experiencias traumáticas.

THE BIRTH PROYECT-Amanda Greavette

THE BIRTH PROYECT-Amanda Greavette

EL DOLOR ES FISIOLÓGICO, ¡EL SUFRIMIENTO NO!

Muchas veces durante el parto, el dolor pierde su sentido y se transforma en una tortura sin utilidad ninguna.

Esto ocurre especialmente cuando la mujer no puede reaccionar al dolor, como cuando no se puede mover, o se siente sola y sin apoyo, o siente la presión de su pareja o familiares, no encuentra su propio ritmo entre contracción y pausa, o no consigue conectarse con su hijo en ambientes desfavorables (ruido, gritos, exceso de gente, etc.) que hacen aparecer miedos y angustias.

Las intervenciones médicas como tactos vaginales, amniotomías (romper la bolsa), inducciones o aceleraciones del parto (sueros), pueden agregar dolores que descontrolan el proceso.

FRENTE AL DOLOR…

Para que el dolor no se transforme en sufrimiento se debe favorecer las condiciones que permiten a la mujer y su hijo vivir su parto y nacimiento respetando la fisiología (la naturaleza) de la mujer.

Un ambiente positivo de Acogida, Protección y Seguridad, en un lugar agradable y conocido, sin interrupciones, con las personas adecuadas, hace disminuir el dolor, tolerarlo mejor y hacerlo un aliado.

Debe considerarse la privacidad como un elemento muy importante, y evitarse todo estímulo que distraiga a la mujer del delicado proceso que está viviendo (música, conversaciones, ruidos no deseados, etc.)

Permitir el libre movimiento y expresión de la mujer, sin alterar su propio ritmo personal, y brindarle ayuda, apoyo y calor humano en cada momento, tanto del equipo de salud como de la pareja.

Preferir medios no farmacológicos para tolerar el dolor, recomendados por la Organización Mundial de la Salud, como caminar, cambiar de postura, el balón kinésico, los masajes y el agua temperada.

La inmersión en agua a aproximadamente 37 grados Celsius es el medio no farmacológico para tolerar el dolor, de mayor relevancia, cuyo uso está avalado por la evidencia científica, nivel A.

THE BIRTH PROYECT-Amanda Greavette

THE BIRTH PROYECT-Amanda Greavette

ANESTESIA EN EL PARTO NORMAL:

Por diferentes motivos muchas madres y sus familiares solicitan anestesia para el dolor del parto, es una opción pero hay que tener en cuenta las consecuencias de su uso.

La anestesia daña la fisiología del parto y daña el apego.

Todos los medicamentos para el dolor (analgésico o anestésico) tienen un potencial riesgo para la madre o el feto, alteran la fisiología normal del parto o nacimiento, y aumentan los partos operatorios (cesáreas y fórceps).

La anestesia más usada es la anestesia peridural que adormece el cuerpo desde la cintura hacia abajo y hace desaparecer el dolor.

Al colocar anestesia peridural la mujer no puede caminar o moverse y deberán controlarse los latidos del niño(a) con un monitor (con unas correas que se amarran a la “guatita” de la madre). Muchas veces además se pone un suero en una vena, para administrar oxitocina artificial para producir contracciones.

Al dejar de sentir las contracciones, la mujer pierde conexión con su cuerpo y con su hijo.

La oxitocina artificial no produce efectos sobre el cerebro como la oxitocina natural, por lo que también se pierde parte del estimulo para mantenerse en unión permanente con el hijo o la sensación de bienestar que producen las hormonas naturales como son las endorfinas.

El parto será necesario tenerlo acostada en la camilla, y al no sentir el pujo, la matrona o el médico (y no la mujer) deciden cuando se puja.

Las madres que han usado peridural interrumpen la producción natural de hormonas, las que alcanzan menores niveles que en un parto sin anestesia, además es muy importante mencionar que la oxitocina natural protege el cerebro del recién nacido(a) de los traumas hipóxicos del parto y nacimiento. Al nacer, madre e hijo no estarán tan bien preparados y en sintonía para iniciar el apego y la lactancia, y los problemas para dar pecho a sus hijos serán más frecuentes.

Bajo el efecto de las hormonas generadas durante las contracciones, se asegura un encuentro de Éxtasis, Alegría y Amor, sentimientos y vivencias sobre las cuales se establece el apego, clave para las relaciones futuras de afecto que desarrolla el individuo en su vida.

Los niños que tienen la oportunidad de vivir plenamente el apego al nacer, se adaptan mejor, tienen menos problemas en los primeros días (como regulación de temperatura, hipoglicemia, ictericia, etc.), y una mejor lactancia, que se inicia más precozmente y es más prolongada. En los meses siguientes tendrán menos enfermedades, y un desarrollo sicomotor mejor. En lo sicológico, el niño(a) desarrolla una autoestima positiva, identidad integrada, mejor rendimiento educacional, mayor empatía, capacidad para enfrentar el estrés y un adecuado desarrollo social.

El trabajo de parto es un trabajo de dos: madre e hijo. La oxitocina (la hormona del amor) liberada en cada contracción les ayuda a sentirse unidos y mancomunados, ambos responden juntos.

La mujer que se siente en unión con su hijo por nacer, se abre emocionalmente. Deja fluir la sabiduría de su cuerpo, confiando en la energía biológica, y descubre el ritmo íntimo en comunicación interior con su hijo(a).

El dolor adquiere sentido y se puede tolerar.

El trabajo conjunto, en coordinación y armonía, prepara el nacimiento, cuando todas las sustancias liberadas en la sangre de ambos (oxitocina, adrenalina, ACTH, prolactina: hormona de la ternura y lactancia, etc.) alcancen las dosis y mezclas adecuadas que favorecen el apego entre la madre y el niño.

Sin embargo nuestro deber es asistir a la mujer y en situaciones disponer y usar todos los recursos disponibles.

No farmacológicos en primer lugar y farmacológicos, para el mejor resultado del parto y nacimiento, con las madres informadas quienes serán finalmente quiénes decidan.

THE BIRTH PROYECT- Amanda Greavette

THE BIRTH PROYECT- Amanda Greavette

Vía: http://www.rednacer.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=58&Itemid=65

Fragmento de “Mujeres que corren con los lobos”

Publicado 2 de junio de 2012 por mamirockera

Los lobos sanos y las mujeres sanas comparten ciertas características psíquicas: una aguda percepción, un espíritu lúdico y una elevada capacidad de afecto.
Los lobos y las mujeres son sociables e inquisitivos por naturaleza y están dotados de una gran fuerza y resistencia. Son también extremadamente intuitivos y se preocupan con fervor por sus vástagos, sus parejas y su manada. Son expertos en el arte de adaptarse a las circunstancias siempre cambiantes y son fieramente leales y valientes.
Y, sin embargo, ambos han sido perseguidos, hostigados y falsamente acusados de ser voraces, taimados y demasiado agresivos y de valer menos que sus detractores. Han sido el blanco de aquellos que no sólo quisieran limpiar la selva sino también el territorio salvaje de la psique, sofocando lo instintivo hasta el punto de no dejar ni rastro de él. La depredación que ejercen sobre los lobos y las mujeres aquellos que no los comprenden es sorprendentemente similar.

 Clarissa Pinkola Estés

MANTRA PARA EL PARTO

Publicado 31 de mayo de 2012 por mamirockera

Yo se parir.
Como parieron las mujeres que me precedieron.
Mi madre, mi abuela, mi bisabuela, mi tatarabuela,
Y así hasta la primera mujer.
Lo llevo grabado en mis células.
Es su legado.
Mi cuerpo sabe parir.
Como sabe respirar, digerir, engendrar, andar, hablar, pensar.
Está perfectamente diseñado para ello:
Mi pelvis, mi útero, mi vagina, son obras de ingeniería
al servicio de la fuerza de la vida.
Yo soy ‘la que sabe’.
Y ‘la que sabe’ me susurra:
‘Cabalga la energía de las contracciones como si fuera el éxtasis,
Loba, leona, hiena, yegua, zorra, gata, pantera…
Encuentra tu hembra de poder y conviérte en ella’.
Y siendo ella, mamífera todopoderosa, doy a luz.

THE BIRTH PROYECT - Amanda Greavette

THE BIRTH PROYECT – Amanda Greavette

Mònica Manso
Inspiración para la semana del parto respetado 21-27 de mayo 2012.

Embarazo (y bebés) con animales en casa

Publicado 26 de abril de 2012 por mamirockera

Adoro a los animales desde que era muy pequeña. Cuando tenía tres años mi madre adoptó una gatita siamesa (se llamaba Sandy) que vivió con nosotros dieciocho años (imagínate, toda mi vida!) . Cuando mi chico y yo nos fuimos a vivir juntos me entró tal locura que muchos de mis amigos me avisaron que de podía estar sufriendo el “síndrome de Noé”, obviamente no era el caso, llegué a tener cuatro cobayas, un conejo, un hamster (todos bien atendidos y en una habitación exclusiva para ellos), una serpiente, varios pájaros (estos son más de mi chico) y tres gatas.

Cuando me quedé embarazada muchos de mis pequeños me habían dejado (mi hamster Cascarilla, dos de mis cobayas Jose Carlos y Kobayashi, mi conejo Frambueso y mis pájaros Aura, Hermes, Orfeo, Eurídice, Yangus y Odín). Pero seguía teniendo a las más polémicas: MIS GATAS.

Mucha gente me decía:”¿y no de vas a deshacer de los gatos?“,  “los gatos transmiten  enfermedades al feto“, “los gatos son animales muy celosos y traicioneros” y mi favorita “el aliento del gato es ponzoñoso y maligno“. Con esta última no pude hacer otra cosa que reírme a carcajadas.

Empezaré desmintiendo la más obvia: El aliento del gato es ponzoñoso y maligno.  Bueno, todavía existen personas retrogradas que piensan que el gato es un animal maligno y demoníaco, supongo que son ideas inculcadas por la religión judeo-cristiana para desprestigiar el misticismo y divinidad del gato en las religiones más antiguas (como la egipcia, escandinava, india y en algunas culturas de América del sur). Ni que decir que eran los acompañantes de las brujas en sus aquelarres de adoración al diablo!

Segunda afirmación: los gatos transmiten  enfermedades al feto“. Vamos a ver, siendo como soy: una persona con estudios de veterinaria, conozco la existencia del toxoplasma gondiiparásito que causa la toxoplasmosis.  Y también sé que si tus gatos están desparasitados, vacunados, viven dentro de casa y comen pienso o comida especializada para gatos el riesgo de contraer esta enfermedad a través de ellos es nulo. Pero si tu gato es de los que le gusta salir “de marcha” o caza algún animalillo de vez en cuando sólo deberías tener cuidado con sus heces: puedes limpiarlas con guantes y mascarilla o pedirle a tu pareja que lo haga.

En cuanto a los celos, con el permiso de su autora, tomo prestada esta explicación de su web Terapia Felina:

Problemas de comportamiento del gato cuando nace el bebé

Generalmente estos problemas de comportamiento pueden consistir en que el gato orina o defeca fuera de su arenero (estrés), o algún tipo de agresión (estrés). Este estrés normalmente es causado por el propio propietario del gato, consciente o inconscientemente. Por ejemplo, para el gato es muy importante su territorio y olor, si empezamos a cerrarle puertas (la habitación del bebé llena de muebles nuevos sin feromonas de tu gato), puede ocasionar que tu gato se sienta estresado al no poder marcar con sus feromonas esa zona ni explorarla, para tener su territorio perfectamente controlado, uno de las actividades principales de ser gato. Las feromonas de gato son inocuas, no huelen, no se palpan, no están llenas de microbios ni nada parecido, son únicamente para uso personal del gato. Y el gato necesita impregnar con este olor, su propio olor, todo lo que le rodea para sentirse tranquilo y agusto. De lo contrario, puede sentirse estresado y presentar problemas de conducta.

Otro ejemplo, cambio de hábitos por nuestra parte. De jugar mucho con el gato, tener rutinas diarias con él, a olvidarnos por completo de él. Los gatos no tienen celos, ni envidia, ni odio (todo eso es humano), pero lo que nota es que sus rutinas se han roto y es un animal muy rutinario. Cuando estés embarazada, puedes ir creándole otras rutinas a unas horas en las que creas que cuando tu bebé haya nacido, puedas dedicárselas al gato.

Otro gran fallo grave consiste en regañar al gato por cosas que jamás le habíamos regañado. Cuando se tiene un bebé tendemos a ser sobreprotectores, y ahora regañamos al gato hasta por subirse al sofá cuando siempre ha dormido ahí. Seamos coherentes por favor. Esto es lo que el gato nota y esto es lo que causa problemas de conducta.

Resumiendo, si tienes a los animales cuidados y con higiene pueden convivir perfectamente con tu bebé puede que incluso lleguen a ser los primeros amigos de tu hijo/a. Y respondiendo a la pregunta “¿y no de vas a deshacer de los gatos?“: NO. Se han realizado varios estudios que demuestran que los niños que crecen en compañía de animales desarrollan antes (y más profundamente) la empatía. A parte de crecer más felices, también está demostrado que el contacto temprano con animales previene notablemente las alergias (casualmente hoy en día hay muchos más alérgicos que el siglo pasado).

Agradezco a Laura de Terapia Felina por dejar que cite uno de sus artículos en mi blog.