educación

Todas las entradas etiquetadas como educación

SUPERHEROES

Publicado 29 de mayo de 2013 por mamirockera

Los verdaderos super héroeS,
se enamoran, se aman y se cuidan.

Los verdaderos super héroes,
tienen ojos en la espalda,
super percepción del peligro
lectura de rayos emocionales,
imaginación de escritor,
paciencia de tortuga
y dan abrazos de oso.

Los verdaderos super héroes
también cometen errores
pero tiene la virtud de asumirlos
reparar y aprender de la experiencia.

Los verdaderos super héroes
se levantan varias veces en la noche
cuentan historias infinitas
y duermen con un ojo abierto.

Los verdaderos super héroes
creen en el valor de la palabra
y a pesar de tener super fuerza
jamás la usarían para “educar”.

Los verdaderos super héroes
todo los días luchan,
para criar más sana
a la siguiente generación.

67418_10151397334599861_927155315_n (1)

Anuncios

Las cosas que un niño debe saber

Publicado 29 de mayo de 2012 por mamirockera

Todos nos preguntamos sobre las cosas que un niño pequeño debe saber. Hay tanto que aprender en la vida que parece que haber cumplido cuatro o cinco añitos es muy poco tiempo para haber descubierto sus misterios.

Un niño debe saber que es amado incondicionalmente por sus padres, en todo momento, y que, aunque se equivoquen, siguen siendo amados y respetados por su familia.

Un niño debe saber que como persona y niño que es tiene derecho a reír, a soñar y a jugar, a creer en hadas y duendes, a hacer “tonterías”, correr y cantar.

Aprendizaje y educación infantil

Un niño debe saber que puede siempre salirse de los límites al colorear, que puede pintar el sol de color verde y las flores de cualquier color. Que nadie es dueño de su creatividad ni de sus sueños y que aprende con la imaginación y el juego.

Un niño tiene que saber que jugando es como crecen los niños y que no tiene que estar sentado o callado para aprender. Tiene que saber que interrumpir su juego sin necesidad real es una intromisión y que, desde luego, nadie debe mandar en si quiere jugar a los exploradores o a las casitas en cada momento.

Un niño tiene que saber que los números y las letras no es lo más importante que debe aprendera esta edad y que tan importante como eso es que pueda descubrir jugando lo alto que puede saltar o que los dinosaurios pueden caminar a su lado si lo imagina.

Tiene que saber que los números y las letras le rodean y, con amor, sus padres le explicarán lo que vaya deseando aprender él, sin que nadie marque ni la hora ni la edad a la que cada cosa debe hacerse.

Un niño tiene que saber que el parque, el bosque, la playa, la arena y el viento son sus compañeros y sus maestros. Un niño tiene que saber que puede ensuciarse cuando juega y que no vamos a castigarle ni a permitir que nadie lo haga por haberse ensuciado. Y que vamos a ocuparnos de quenadie limite o encasille su aprendizaje con normas que vayan en contra de sus verdaderas necesidades.

Hábitos de salud y seguridad personal

Un niño tiene que saber que los hábitos de higiene y salud no son un capricho de sus padres, sino algo necesario para que no enferme. Y saber que, si nos pide una explicación, se la daremos adaptada a su comprensión pero, que si no lo entiende, puede confiar en nosotros.

Eso si, nuestras normas deberán ser realistas y flexibles. No pasa nada si no se peina o no se baña hoy si está cansado, pero lavarse las manos o los dientes no se lo puede saltar.

Un niño debe saber que puede comer cuando tenga hambre y dejar de comer cuando ya no tenga apetito. Que no tiene que terminarse el plato por convención social, ni en casa ni fuera de casa y que nadie está autorizado a presionarlo para que coma si ya no quiere más.

Un niño de cuatro o cinco años debe ya saber algunas reglas para mantenerse seguro y no correr riesgos cuando juega y conoce el mundo. Nuestro papel como padres es explicarles que existen peligros, que no deben cruzar una calle solos o que jamás deben marcharse fuera de nuestra vista. También tienen que saber que nadie, aunque sea alguien que parezca de confianza, tiene derecho a hacerles nada que no les guste y que sus padres lo creerán y defenderán si se ve en una situación incómoda.

Un niño debe conocer los riesgos de acercarse a un animal desconocido o escalar por un lugar alto sin nuestro permiso, y que seremos responsables al evaluar los riesgos. Deben saber que no hay que tocar los aparatos eléctricos sin supervisión o acercarse al fuego de la cocina.

Un niño debe saber que nadie puede obligarle a jugar con quien le moleste, agreda o desagrade y que tampoco tiene que “ser amigo” de quien no le trate bien, ni tiene que compartir su tiempo, sus juegos o sus juguetes con otros niños si no lo desea.

Confianza plena

Un niño tiene que saber que si se hace daño o tiene miedo acudiremos a su lado y lo confortaremos, sin juzgarlo ni etiquetarlo, sea la hora que sea. Que vamos a darles un abrazo y un beso cuando lo necesiten y que, si por la noche se siente solo o asustado, tiene un sitio a nuestro lado para dormir acompañado.

Un niño tiene que saber que cada dia estaremos con él conscientemente, escuchando activamente sus preocupaciones y pensamientos. Que sus “cosas” son importantes para nosotros como lo son para él y que no minimizaremos o negaremos sus sentimientos.

Un niño tiene que saber que tendremos en cuenta su opinión y no lo forzaremos a hacer cosasque le molesten o desagraden para complacer a otros y, del mismo modo, no debe hacer cosas que puedan molestar o desagradar a otros. Que lo respetamos como persona que es, y que, por ser un niño, sus derechos no son menores que los de los adultos.

También, por consiguiente, tiene que saber que cuando le pidamos algo que no desea hacer lo haremos porque realmente es necesario para su bienestar o seguridad. Es decir, tiene que saber que de verdad, de verdad, puede confiar en nosotros.

Un niño debe saber que si sufre agresiones o insultos de sus compañeros o de algún adulto que tenga autoridad sobre él, aunque sea un familiar o maestro, puede confiar en sus padres siempre y que ellos van a defender sus derechos hasta las últimas consecuencias. Que nunca le dirán que se defienda pegando o que debe callarse para que no lo rechacen por ser diferente. Debe saber que cualquier amenaza se verá minimizada si confia en sus padres, que ellos actuarán. Eso evitará que nuestro hijo se calle agresiones por amenazas de otros niños en el colegio por miedo.

Un niño tiene que saber que sus padres le apoyarán en la persecución de sus sueños y no le cortarán las alas diciéndole que lo que él quiere ser de mayor “es imposible”.

Un niño debe saber que siempre se le dirá la verdad y se le contestará a sus preguntas con sinceridad adaptando las respuestas a su edad.

Un niño tiene que saber que confiamos en él, que es inteligente, brillante, libre y que está lleno de amor y creatividad. Solo necesita que le dejemos crecer para desarrollar todas esas maravillosas capacidades.

Estas son las cosas que creo que los niños deben saber lo antes posible y que cuanto antes se las enseñemos, más fuertes, libres y felices podrán ser.

Gracias a: Bebes y más