apego

Todas las entradas etiquetadas como apego

29 de junio, Día Mundial del Sueño Feliz!

Publicado 22 de junio de 2012 por mamirockera
La blogosfera maternal y paternal ha creado una iniciativa para que todos compartamos nuestras experiencias de sueño feliz con nuestros hijos.
Se ha creado un grupo en Facebook, llamado Día Mundial del Sueño Feliz, y también un evento ,donde se explica cuál es la iniciativa.
Se trata de realizar una acción de choque el próximo 29 de junio en las redes sociales.
Queremos que el hashtag #desmontandoaEstivill se convierta en trend topic en Twitter y que blogs, páginas y perfiles de Facebook se llenen de mensajes a favor del Sueño Feliz.
Para ello, las acciones son las siguientes:
-Súmate al grupo de Facebook o al evento.
-Si eres bloguera o bloguero, anuncia ya este evento en tu blog. Especifica que el hashtag #desmontandoaEstivill solo hay que usarlo el día 29 en Twitter. Haz un post ahora anunciándolo y publica otro post el 29 contando tu experiencia de sueño feliz. 

-El día 29 (y nunca antes) comparte todos los artículos, citas, testimonios que quieras sobre sueño feliz acompañando a tu hijo, a través de tu perfil o tu página de Facebook, y a través de Twitter.
-El día 29 (y nunca antes) tuitea y retuitea todas las razones que tienes para acompañar a tu hijo a dormir, todos los argumentos científicos que encuentres, todas las ideas que quieras, bajo el hashtag#desmontandoaEstivill. 



Si quieres material para sacar tus ideas y para compartir, aquí tienes unos cuantos artículos muy útiles: 
Desmontando a Estivill, por psiquiatra Ibone Olza
“La criatura que duerme sola es una novedad histórica”, por antropólogo James McKenna
Firmada por varios médicos, pedagogos y profesionales: Declaración sobre el llanto de los bebés
El método Estivill: el último eslabón de una larga cadena de doctrinas hostiles a la infancia, por psicoterapeuta Juan Campos
Estivill delira…, por Tenemos Tetas
Terapia para el Sr. Estivill, de Mente Libre
Hay que vencer al miedo, de Ser Mamás
Pediatría con sentido común… de Para el bebé
Sobre el “sentido común” de algunos de nuestros pediatras, de Reeducando a mamá
Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta
Cómo no conciliar y no sentirse culpable por ello, de Bebebibobu
El 80% de los niños duerme en compañía, de Bebés y Más.
Artículos sobre sueño infantil y colecho, en Crianza Natural
Sobre el colecho, en El Arte de Criar
El sueño infantil, mitos y realidades, en Dormir sin llorar.
Por qué los niños se despiertan por la noche, de Carlos Glez, en Holistika
EDITO: (25/06/2012)

Recordad: el evento para twitter es el viernes día 29 de junio.

Como punto de partida teórico, todos deberíamos comenzar estudiándonos este artículo

IMPRESCINDIBLE:

“La criatura que duerme sola es una novedad histórica”, del antropólogo norteamericano James McKenna:

http://www.tenemostetas.com/2011/07/la-criatura-que-duerme-sola-es-una.html

El original en pdf aquí:  https://sites.google.com/site/rescatandotextos/o-1

Otros artículos y enlaces para estudiar, compartir, tuitear y retuitear. Podemos elegir frases y tuitearlas:

Ibone Olza: http://iboneolza.wordpress.com/2012/06/06/desmontando-a-estivill/ (que dio título al hashtag que usaremos)

Ibone Olza: El llanto de los bebés http://iboneolza.wordpress.com/2012/06/13/el-llanto-de-los-bebes/

Ibone Olza: Dormid con ellos (receta de psiquiatra infantil)

http://iboneolza.wordpress.com/2012/05/23/dormid-con-ellos-receta-de-psiquiatra-infantil/

-Reflexiones sobre el Método Estivill, por Rosa Jové

http://www.crianzanatural.com/art/art67.html

Firmada por varios médicos, pedagogos y profesionales: Declaración sobre el llanto de los bebés

http://www.durga.org.es/webdelparto/declaracin_sobrellanto_de_los_bebs.htm

El método Estivill: el último eslabón de una larga cadena de doctrinas hostiles a la infancia, por psicoterapeuta Juan Campos

http://www.tenemostetas.com/2012/02/el-metodo-estivill-el-ultimo-eslabon-de.html

Por qué no hay que aplicar el método Estivill, de Nace una mamá

http://naceunamama.com/600/por-que-no-hay-que-aplicar-el-metodo-estivill

Leslie Power Labbé, psicóloga clínica: El sueño de nuestros hijos y la intimidad de pareja

http://www.espaciocrianza.cl/wp/el-sueno-de-nuestros-hijos-y-la-intimidad-de-pareja-psicologa-clinica-leslie-power-en-tvn-conecta2/

Leslie Power Labbé y F. Montedonico, psicólogas: Sobre los métodos para enseñar a dormir a los niños

http://www.espaciocrianza.cl/wp/sobre-los-metodos-para-ensenar-a-dormir-a-los-ninos/

Ramón Soler:  – Bebés y métodos conductistas de aprendizaje (I): la semilla de la violencia

http://www.mentelibre.es/?p=881

– Bebés y métodos conductistas de aprendizaje (II): Violencia permitida

http://www.mentelibre.es/?p=925

– Terapia para el Sr. Estivill. http://www.mentelibre.es/?p=1304

– El colecho reactivo, la nueva sandez del amigo de Estivill.

http://www.mentelibre.es/?p=1601

Estivill delira…, por Tenemos Tetas

http://www.tenemostetas.com/2011/10/estivill-delira.html

Hay que vencer al miedo, de Ser Mamás

http://www.sermamas.es/el-bebe/hay-que-vencer-al-miedo/

Pediatría con sentido común… de Para el bebé

http://www.paraelbebe.net/pediatria-con-sentido-comun-para-padres-y-madres-con-sentido-comun/

Sobre el “sentido común” de algunos de nuestros pediatras, de Reeducando a mamá

http://reeducandoamama.blogspot.com.es/2011/10/sobre-el-sentido-comun-de-algunos-de.html

Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta

http://mimosytta.wordpress.com/2012/05/02/mi-carta-al-sr-estivill-el-senor-que-vende-suenos-malos-suenos/

El 80% de los niños duerme en compañía, de Bebés y Más.

http://www.bebesymas.com/ser-padres/ael-80-de-los-ninos-duerme-en-companiaa-rosa-jove

Artículos sobre sueño infantil y colecho, en Crianza Natural

http://www.crianzanatural.com/art/ixg2.html

Sobre el colecho, en El Arte de Criar

http://asociacioncriarte.blogspot.es/tags/Colecho/

El sueño infantil, mitos y realidades, en Dormir sin llorar.

http://dormirsinllorar.com/sueno_infantil.htm

Por qué los niños se despiertan por la noche, de Carlos Glez, en Holistika

http://www.holistika.net/infancia/crianza/por_que_los_ninos_se_despiertan_por_la_noche.asp

El método Maridill, por Dra. Pastelina

http://elmetodomaridill.blogspot.com.es/2012/05/el-metodo-maridill.html

Mi bebé no duerme, por Mamá dame teta http://mamadameteta-grephypedon.blogspot.com.es/2011/11/mi-bebe-no-duerme.html

Loca de atar, de en minúsculas

http://www.enminusculas.com/2012/06/loca-de-atar.html 

El sueño infantil y el bienestar de nuestros hijos

http://mamikoala.com/blog/2012/06/el-sueno-infantil-y-el-bienestar-de-nuestros-hijos/

EDUARDO ESTIVILL: “existen investigaciones muy serias sobre las mamás que están en contra de estas ideas y la mayoría presentan una psicopatología en su forma de ser”, por María Berrozpe, http://reeducandoamama.blogspot.com.es/2012/05/eduardo-estivill-existen.html

SOBRE LAS AGUDAS RESPUESTAS DEL DOCTOR ESTIVILL CUANDO SE LE PREGUNTA SOBRE EL COLECHO, Por María Berrozpe, http://reeducandoamama.blogspot.com.es/2012/02/sobre-las-agudas-respuestas-del-doctor.html

Crítica al libro “Duérmete, niño” del Dr. Estivill, de la Asociación Primal, http://www.primal.es/infancia/articulos/angel1.html

Yo sufrí las consecuencias del método Estivill, http://consecuenciasestivill.blogspot.com.es/2011/11/15-anos-despues-del-metodo-estivill.html

Perspectiva de una estudiante: Trastornos del sueño http://perspectivadeunaestudiante.blogspot.com.es/2012/02/trastornos-del-sueno.html 

 

El blog alternativo: Método Ferber, testimonio de unos padres arrepentidos http://www.elblogalternativo.com/2008/12/10/metodo-ferber-testimonio-de-unos-padres-arrepentidos

Amor Maternal: Métodos de adiestramiento del Sueño: http://www.amormaternal.com/2011/02/claire-verity-king-ferber-estivill.html

Lactando Amando: Duérmete, niño, duérmete ya, que viene Estivill y te dormirá http://lactandoamando.blogspot.com.es/2011/06/duermete-nino-duermete-ya-que-viene.html

Amor Maternal: Métodos de adiestramiento para el Sueño http://www.amormaternal.com/2011/02/claire-verity-king-ferber-estivill.html

Dormir sin Llorar, varios artículos:

http://www.dormirsinllorar.com/pq.html

Renacuajos: Consecuencias del método Estivill: http://tiendarenacuajos.blogspot.com.es/2012/06/dia-mundial-del-sueno-feliz.html

EN INGLES:  

ISIS ON LINE, Información para padres y profesionales sobre el sueño infantil. http://www.isisonline.org.uk/

El antropólogo Desmond Morris contra los “brutales” libros de cuidados para niños:  http://www.guardian.co.uk/society/2008/sep/07/children.family

Varios artículos de James McKenna sobre sueño infantil y colecho:  http://www.naturalchild.org/james_mckenna/

Anuncios

PORQUE SOMOS MAMÍFEROS, PORQUE SOMOS PRIMATES… PORQUE SOMOS HUMANOS

Publicado 31 de mayo de 2012 por mamirockera

La lactancia es un gesto ancestral que nos conecta con la vida, la naturaleza y la capacidad de dar en su sentido más amplio.
Nuestros parientes más cercanos, los bonobos, son amamantados durante 4,5 AÑOS. Los chimpancés durante cinco. Los orangutanes durante siete.
Devolver la lactancia en toda su extensión a la especie humana… es una urgencia vital, un regalo inminente que nuestra sociedad toda tiene que hacerse a sí misma.

Porque es gesto supremo de AMOR: amor real, líquido, tangible, corporal..
.
Porque es PLACER, confort, calor y contacto.

Porque es VÍNCULO, seguridad, simbiosis, el hilo que nos mantiene enraizados a la vida y al universo.

Porque es calma, CONSUELO ante el peligro o la adversidad, reconciliación tras la separación, refugio, vuelta a casa…

Porque es CUIDADO primario, esencial, la primera ética, la primera ecología.

Porque construye y mantiene la CADENA transgeneracional de conexión con lo que somos.

Porque es GENEROSIDAD, ofrenda, entrega, darnos y encontrarnos.

Porque edifica los CIMIENTOS de una vida empática, confiada, cooperativa, satisfactoria en el encuentro con el otro.

Porque es un DERECHO universal de cada niño que nace, de las mujeres, de las familias y de los grupos humanos.

Porque es SEXUALIDAD primaria, básica, sana y desprejuiciada, que sacia para siempre el cuerpo y el alma.

Porque respeta los RITMOS de los niños, su autorregulación y su capacidad de independizarse cuando estén preparados.

Porque es GRATIS, siempre está disponible, se ajusta a la demanda del niño, de todo niño y mamá, sin diferencia de clases, etnias o ideologías.

Porque siempre ALIMENTA, la composición de la leche materna es viva y cambiante, se adapta en cada etapa a las necesidades del niño

Porque es PROTECCIÓN, está llena de inmunoglobulinas, y el sistema inmunológico del niño no está maduro hasta los 6 años.

Porque es LIBERTAD, sin tiempos ni medidas ni lugar ni normas ni recatos.

Porque es CUERPO, salud, fisiología, oxitocina, danza, sentir y fluir.

Porque es PODER femenino, capacidad para confiar en nosotras mismas, reconciliación con nuestros ciclos, autoestima y belleza.

Porque detiene el tiempo, es PAZ, silencio, murmullo y arrullo.

Porque es VERDAD y no es de plástico, es presencia y no ausencia, es SER Y ESTAR.

Porque es ALEGRÍA, sonrisa, complicidad, encuentro: ¡VIDA!

Ileana Medina del blog Tenemos Tetas

DORMIR SIN LAGRIMAS

Publicado 30 de mayo de 2012 por mamirockera

Dormir sin lágrimas es un libro necesario en un momento en el que se han multiplicado los métodos para enseñar a los niños a dormir solos, tal y como comenta el pediatra Carlos González: «El sueño de los niños pequeños se ha convertido, en los últimos años, en motivo de preocupación para muchos padres».

Jové utiliza bibliografía científica, pero con un lenguaje directo y accesible para que los padres se familiaricen con el sueño y sepan qué cuestiones son importantes. La psicóloga se muestra en contra de los métodos mágicos para que los niños duerman, y menos aquellos basados en el llanto, que puso de moda el canadiense Richard Ferber y que han copiado muchos otros, aunque con pequeños retoques, como Eduard Estivill. «La repulsa a estas formas de trato infantil no viene predeterminada por las consecuencias que provocan, sino por cuanto atentan a la dignidad del niño como persona. Hemos de seguir creyendo en un mundo en el que el fin no justifica los medios», afirma la autora.

Además, recuerda que «cada bebé es irrepetible» y aconseja desconfiar de los métodos iguales para todos. «Algunos padres aún creen que los bebés nacen sin instrucciones. ¡Mentira! ¡Ellos son las instrucciones! Sígalas al pie de la letra», concluye.

El sueño infantil

«Dormir es un proceso evolutivo que se va adaptando a las necesidades del ser humano. Un recién nacido no duerme igual que un niño, ni éste igual que un adulto; ni un adulto igual que un anciano, porque cada edad reclama unas necesidades diferentes», explica la autora, quien resalta también la capacidad innata de los bebés para dormir.

Según la doctora Jové, el recién nacido (anteriormente, el feto) nace con dos fases del sueño bien diferenciadas: sueño activo (parecido a lo que en el futuro será el sueño REM) y sueño lento (que da lugar al resto de fases del sueño). Entre los 7 y los 10 meses han aparecido todas estas fases, aunque la periodicidad y duración son diferentes al adulto. Como recuerda la autora, los niños duermen la misma siesta hasta los cuatro años. Es a partir de los 5 o 6 años cuando el sueño del pequeño es bastante parecido al de los adultos (un único periodo nocturno de entre 8 y 10 horas sin siestas).

Otra de las evidencias claras, avaladas por varios estudios, es que todos, niños y adultos, nos despertamos varias veces en la noche, pero sólo los más mayores dominan la técnica para regresar al sueño. Es una cuestión de tiempo que lo hagan los niños, porque se trata de un proceso evolutivo. Por tanto, el sueño de un bebé no será nunca un indicativo del dormir del adulto.


Cómo saber si hay un problema

En este capítulo del libro, la autora advierte: «Desconfíe de métodos que sirven para todo.» Tras poner en alerta a los padres, sugiere acudir a los profesionales para que lleven a cabo un diagnóstico del posible trastorno y ajustar, así, su tratamiento. No obstante, les aconseja que tengan en cuenta los posibles errores en el diagnóstico, como no acertar con el comportamiento del pequeño, la falta de información sobre lo que se debe considerar normal a cada edad, la escasa sincronía entre los horarios de los padres y los de los niños, y alarmarse con cuestiones normales. «Antes de pensar que su hijo duerme mal, compruébelo. La información está para eso

La psicóloga invita a los progenitores a ponerse en la situación del niño para poder contestar a todas esas preguntas que nos hacemos y no malinterpretar sus peticiones. La vida de hoy en día es una locura no sólo para los adultos, sino también para los niños, que deben amoldarse a ella, a pesar de que esta actitud no es lo más adecuado. En este sentido, Jové apunta que en muchas ocasiones «la falta de sincronía entre las obligaciones de unos y los derechos del otro son el único y real motivo de conflicto y los seres humanos llevamos miles de años sin métodos para dormir niños y nunca ha habido mayores problemas con ellos. Todos acababan durmiendo».

Trastornos del sueño

Los niños no siguen el horario de 24 horas de los adultos, los expertos aseguran que se trata en realidad de 25. Por eso, les cuesta meterse en la cama habitualmente y presentan alteraciones en el horario. Jové mantiene que el seguimiento de una rutina y ayudarles a diferenciar el día de la noche ayuda a muchos pequeños.

No obstante, la autora divide los trastornos del sueño en dos: disomnias –alteraciones en la cantidad y la calidad del sueño– y parasomnias –acontecimientos o conductas anormales cuando se duerme–. En la mayoría de los casos se da el primer tipo de obstáculo en el descanso infantil, pero los terrores nocturnos, las pesadillas o el sonambulismo, entre otros, también son objeto de preocupación por parte de los padres. «En los niños, la mayoría de las parasomnias suelen mejorar si se acuestan con poco cansancio y ansiedad. Para ello podemos seguir un horario prudente de acostarlos, intentar que estén relajados y hacerles compañía o dormir con ellos», apunta la autora, que defiende las múltiples ventajas del colecho, una práctica habitual en muchos países.

Lo que no se debe hacer

Muchas veces se acierta más si se sabe lo que no se debe hacer. La doctora Jové, antes de exponer sus consejos, advierte sobre los múltiples ejemplos de metodología que imperan en los países desarrollados para lograr que los niños no sean un obstáculo más en la estresada vida de sus padres. «Los métodos para enseñar a dormir a los niños dejándolos solos se empezaron a publicar hacia los años 50 del siglo pasado» y algunos autores han publicado estos métodos, con pequeños retoques, publicitándolos como originales y novedosos.

«No hay diferencia de éxito entre los métodos que enseñan a dormir a base de dejar llorar mediante una tabla y los que simplemente dejan llorar. Si la hay entre aplicarlo antes de los 18 meses o después», escribe esta especialista en el sueño. Para Jové, los métodos de adiestramiento no enseñan a dormir, «solamente provocan un shock emocional que altera los niveles de las principales hormonas que regulan nuestras emociones, y además le demuestran que no vale la pena quejarse porque nadie les responderá. Por eso funciona mejor en niños pequeños, ya que son los que tienen más posibilidad de shock».

Además, su aplicación conlleva secuelas importantes a corto, medio y largo plazo: «trastornos de ansiedad, depresiones, indefensión aprendida, trastornos de apego, trauma por estrés agudo y síndrome de estrés postraumático». Jové mantiene que estas alteraciones son reparables, aunque «no reversibles», ya que pueden quedar enmascaradas y no hacerse evidentes hasta la vida adulta. Asimismo, huye de la utilización de fármacos en los problemas del sueño, no sólo por sus muchas contraindicaciones, sino porque en muchos casos se produce el efecto contrario.

Qué podemos hacer

La autora, que mantiene que aunque no se haga nada, el niño dormirá sin interrupciones algún día, ensalza el papel de la lactancia en el éxito del sueño, «por la propia composición de la leche, y debido al relajante contacto con la madre y a la succión calmante». La alimentación materna no sólo favorece al niño, sino que beneficia a la madre, ya que hormonalmente le ayuda a coger el sueño con más facilidad.

También hace especial hincapié en las cualidades positivas del colecho, siempre y cuando se lleve a cabo de una forma segura. «Gracias a él, el regreso al sueño después de un despertar es más corto para ambos casos (madre e hijo). También ayuda al bebé a sincronizarse con la madre y a pasar de un estadio a otro del sueño con más facilidad», comenta la autora. En este sentido, la psicóloga añade que la actitud «positiva y responsiva» de la madre hacia el niño crea en el menor una tranquilidad que le ayuda a abandonarse al sueño.

Dormir sin lágrimas, una «guía para padres desesperados» como la define la autora, solicita a los padres un ejercicio de observación de sus hijos en el número de horas de sueño o el de despertares, y estar atentos a las «señales del niño cuando tiene sueño» para evitar problemas posteriores.

Visita el Foro de Dormir sin llorar

Cargar al bebé en la cadera, cómo toda la vida, pero mejor.

Publicado 29 de mayo de 2012 por mamirockera

Llevar al bebé a la cadera es una de las posiciones más clásicas a la hora de llevar a nuestros hijos, con o sin porta bebés. Cuando los niños se cansan, quieren mimos, se dan un golpe, en casa, en la calle o sea dónde sea y en cualquier circunstancia lo más normal es que les cojamos en brazos y les coloquemos sentados sobre nuestra cadera. Es por así decirlo la manera más obvia y sencilla de cargar al bebé.

Para el niño esto supone simplemente responder a sus necesidades, bien por cansancio, por necesidad de contacto, por consuelo o para alimentarse es una necesidad física y emocional muy importante. Para nosotros, a veces, es un imperativo para avanzar rápido, para tenerlos cerquita o simplemente para ir a cualquier sitio cuando un niño o bebé ya anda solito.

Sin embargo para el adulto también supone, si no empleamos un dispositivo adecuado, un desplazamiento lateral de la posición natural de la cadera (foto2) que nos causa no sólo molestia sino una mala higiene postural que tiene que ser corregida al poco tiempo. Es decir, necesitamos cambiar la posición en breve o dejar de cargar al niño o bebé.

Por otro lado el dolor de brazos debido al peso del niño suele estar en función del tiempo con el que hacemos esto con mayor o menor frecuencia, pero en breve tiempo se vuelve insoportable. Una alternativa muy masculina es cargar al niño sobre los hombros.

Cualquier niño o bebé al nacer mantiene de manera natural una posición tal que, si fisiológicamente nada se lo impide, va a permanecer sentado en la cadera con las rodillas ligeramente más elevadas que el culete. Es por lo tanto perfectamente adecuado y deseable utilizar una manera simple y sencilla de favorecer esta práctica: un portabebés.

Las sensaciones recibidas por el adulto permiten sentir entonces al bebé en total seguridad. El bebé correctamente sentado en una posición natural y con la espalda redondeada va a adquirir de manera esponténea, rápida y gradualmente el control de los movimientos de su cuerpo con respecto al porteador.

Desde esta posición el bebé aprende a ser porteado, aprende a controlar su cuerpo y se vuelve activo en el porteo, ya que a medida que el bebé crece y ya sea con o sin porta bebés el bebé se vuelve consciente de que si ejerce una presión con sus rodillas permanece más tiempo y mejor sentado en la cadera de la persona que lo portea. Igualmente el bebé a medida que su maduración fisiológica se lo permite se apoyará sobre sus rodillas para modificar su posición, o incluso para alcanzar objetos (eso que tanto gusta cuando empiezan a descubrir el mundo que les rodea).

Desde el punto de vista fisiológico se vuelve consciente de que compagina sus movimientos con esa persona, de manera que lo realiza de manera innata y casi inconsciente, acomplando sus movimientos a los movimientos del porteador.

¿Qué favorecemos cuando utilizamos una mochila porta bebés o un portabebé con posiciones de cadera?

Favorecemos que el bebé mantenga en una posición correcta, y que el adulto mantenga una posición correcta y que no perciba ni incomodidad ni dolor en cargar al pequeño. Es decir, evitamos dolores de cadera, cambios incorrectos de posición tanto de la parte baja del tronco, como una inclinación contraria del tronco superior. Esto es especialmente importante de cuidar en las mujeres puerperas, la higiene postural siempre es importante, pero lo es mucho más en los primeros meses tras el parto.

¿Cuando podemos portear a la cadera?

Si se desea, a partir de las 3-4 semanas ya podemos posicionar al bebé en la cadera. Hasta entonces se pueden utilizar los mismos dispositivos sobre el vientre, pero siempre cuidando de la correcta posición de la cadera del bebé, exista o no posibilidad de displasia. Mirarnos en el espejo, y verificar que las rodillas están posicionadas por encima de su culete es un signo claro y sencillo que nos ayudará a ver si la posición es correcta. Aunque desde el momento en que sea posible y si se ha detectado displasia, es preferible el porteo en la cadera.

Limites del porteo a la cadera

Llevar al bebé a la cadera es aún así una forma de porteo asimétrica, es decir sólo una parte de nuestro cuerpo ejerce el sosten de la carga por lo que no será una forma de llevar al bebé que nos permita ir más allá de las 2-3 horas sin molestias, bien en el hombro, bien en el tronco superior. Influye no obstante el peso del bebé, llevaremos más tiempo a un bebé de 1 ó 2 meses que a un niño que ya tiene un año.

Si aún no estás seguro de querer utilizar portabebés en tu vida con los niños, una bandolera es una solución económica y sencilla que te dará una impresión más cercana de lo que es cargar a los bebés de forma cómoda y sin molestias. ¡Atrevete a probar!

Extraído del Blog: Mi saquito mágico

Las cosas que un niño debe saber

Publicado 29 de mayo de 2012 por mamirockera

Todos nos preguntamos sobre las cosas que un niño pequeño debe saber. Hay tanto que aprender en la vida que parece que haber cumplido cuatro o cinco añitos es muy poco tiempo para haber descubierto sus misterios.

Un niño debe saber que es amado incondicionalmente por sus padres, en todo momento, y que, aunque se equivoquen, siguen siendo amados y respetados por su familia.

Un niño debe saber que como persona y niño que es tiene derecho a reír, a soñar y a jugar, a creer en hadas y duendes, a hacer “tonterías”, correr y cantar.

Aprendizaje y educación infantil

Un niño debe saber que puede siempre salirse de los límites al colorear, que puede pintar el sol de color verde y las flores de cualquier color. Que nadie es dueño de su creatividad ni de sus sueños y que aprende con la imaginación y el juego.

Un niño tiene que saber que jugando es como crecen los niños y que no tiene que estar sentado o callado para aprender. Tiene que saber que interrumpir su juego sin necesidad real es una intromisión y que, desde luego, nadie debe mandar en si quiere jugar a los exploradores o a las casitas en cada momento.

Un niño tiene que saber que los números y las letras no es lo más importante que debe aprendera esta edad y que tan importante como eso es que pueda descubrir jugando lo alto que puede saltar o que los dinosaurios pueden caminar a su lado si lo imagina.

Tiene que saber que los números y las letras le rodean y, con amor, sus padres le explicarán lo que vaya deseando aprender él, sin que nadie marque ni la hora ni la edad a la que cada cosa debe hacerse.

Un niño tiene que saber que el parque, el bosque, la playa, la arena y el viento son sus compañeros y sus maestros. Un niño tiene que saber que puede ensuciarse cuando juega y que no vamos a castigarle ni a permitir que nadie lo haga por haberse ensuciado. Y que vamos a ocuparnos de quenadie limite o encasille su aprendizaje con normas que vayan en contra de sus verdaderas necesidades.

Hábitos de salud y seguridad personal

Un niño tiene que saber que los hábitos de higiene y salud no son un capricho de sus padres, sino algo necesario para que no enferme. Y saber que, si nos pide una explicación, se la daremos adaptada a su comprensión pero, que si no lo entiende, puede confiar en nosotros.

Eso si, nuestras normas deberán ser realistas y flexibles. No pasa nada si no se peina o no se baña hoy si está cansado, pero lavarse las manos o los dientes no se lo puede saltar.

Un niño debe saber que puede comer cuando tenga hambre y dejar de comer cuando ya no tenga apetito. Que no tiene que terminarse el plato por convención social, ni en casa ni fuera de casa y que nadie está autorizado a presionarlo para que coma si ya no quiere más.

Un niño de cuatro o cinco años debe ya saber algunas reglas para mantenerse seguro y no correr riesgos cuando juega y conoce el mundo. Nuestro papel como padres es explicarles que existen peligros, que no deben cruzar una calle solos o que jamás deben marcharse fuera de nuestra vista. También tienen que saber que nadie, aunque sea alguien que parezca de confianza, tiene derecho a hacerles nada que no les guste y que sus padres lo creerán y defenderán si se ve en una situación incómoda.

Un niño debe conocer los riesgos de acercarse a un animal desconocido o escalar por un lugar alto sin nuestro permiso, y que seremos responsables al evaluar los riesgos. Deben saber que no hay que tocar los aparatos eléctricos sin supervisión o acercarse al fuego de la cocina.

Un niño debe saber que nadie puede obligarle a jugar con quien le moleste, agreda o desagrade y que tampoco tiene que “ser amigo” de quien no le trate bien, ni tiene que compartir su tiempo, sus juegos o sus juguetes con otros niños si no lo desea.

Confianza plena

Un niño tiene que saber que si se hace daño o tiene miedo acudiremos a su lado y lo confortaremos, sin juzgarlo ni etiquetarlo, sea la hora que sea. Que vamos a darles un abrazo y un beso cuando lo necesiten y que, si por la noche se siente solo o asustado, tiene un sitio a nuestro lado para dormir acompañado.

Un niño tiene que saber que cada dia estaremos con él conscientemente, escuchando activamente sus preocupaciones y pensamientos. Que sus “cosas” son importantes para nosotros como lo son para él y que no minimizaremos o negaremos sus sentimientos.

Un niño tiene que saber que tendremos en cuenta su opinión y no lo forzaremos a hacer cosasque le molesten o desagraden para complacer a otros y, del mismo modo, no debe hacer cosas que puedan molestar o desagradar a otros. Que lo respetamos como persona que es, y que, por ser un niño, sus derechos no son menores que los de los adultos.

También, por consiguiente, tiene que saber que cuando le pidamos algo que no desea hacer lo haremos porque realmente es necesario para su bienestar o seguridad. Es decir, tiene que saber que de verdad, de verdad, puede confiar en nosotros.

Un niño debe saber que si sufre agresiones o insultos de sus compañeros o de algún adulto que tenga autoridad sobre él, aunque sea un familiar o maestro, puede confiar en sus padres siempre y que ellos van a defender sus derechos hasta las últimas consecuencias. Que nunca le dirán que se defienda pegando o que debe callarse para que no lo rechacen por ser diferente. Debe saber que cualquier amenaza se verá minimizada si confia en sus padres, que ellos actuarán. Eso evitará que nuestro hijo se calle agresiones por amenazas de otros niños en el colegio por miedo.

Un niño tiene que saber que sus padres le apoyarán en la persecución de sus sueños y no le cortarán las alas diciéndole que lo que él quiere ser de mayor “es imposible”.

Un niño debe saber que siempre se le dirá la verdad y se le contestará a sus preguntas con sinceridad adaptando las respuestas a su edad.

Un niño tiene que saber que confiamos en él, que es inteligente, brillante, libre y que está lleno de amor y creatividad. Solo necesita que le dejemos crecer para desarrollar todas esas maravillosas capacidades.

Estas son las cosas que creo que los niños deben saber lo antes posible y que cuanto antes se las enseñemos, más fuertes, libres y felices podrán ser.

Gracias a: Bebes y más